lunes, 24 de marzo de 2014

Los indignados al Samur: 'Dejadlos morir'

Los indignados al Samur: 'Dejadlos morir'
Lo que contaré a continuación son hechos, y el relato procede de una fuente que, al menos para mí, resulta completamente fiable. Es alguien a quien conozco de hace tiempo, por razones que no tienen que ver con su oficio, ni con sus ideas ni con las mías, que dicho sea de paso vienen a coincidir en la sensibilidad frente a una sociedad injusta en la que los platos rotos los pagan siempre los que menos tienen y pueden, mientras los poderosos salen indemnes de sus picardías, sus pifias o, incluso, sus delitos.
Digamos que ambos tiramos a la izquierda y vemos muchas razones para manifestarse contra un orden de cosas decepcionante. Me dice que se ha manifestado muchas veces, y que si el sábado no lo hizo fue simplemente porque no podía hacerlo. Mi fuente es un trabajador de las emergencias médicas de Madrid, que el día 22 estaba de servicio. Permítanme que no dé más detalles, porque nada de lo que me ha confiado quiere que le sea reconocido como mérito por nadie, ni yo deseo que le acarree represalias.
La historia viene del dolor y la vergüenza, y ahí debe quedar, sin contaminarse de ese circuito sórdido de la búsqueda de la recompensa y el miedo al castigo que mueve las acciones de todos los que nunca leyeron la Ética de Spinoza; aquel hebreo que dejó escrito que toda la recompensa del bien obrar es obrar bien, y el principal castigo del mal, haberlo hecho.
Mi confidente estaba en un puesto sanitario avanzado (PSA) al que al término de la manifestación empezaron a llegar antidisturbios heridos, en brazos de sus compañeros.
«En cinco minutos pudieron llegar siete u ocho policías de la UIP [Unidad de Intervención Policial] y uno de la UCE -antidisturbios de la Policía Municipal- con caras ensangrentadas, alguno con disminución del nivel de consciencia y cascos abollados, por lo que se suponía que eran adoquines. Hubo que estabilizarlos, valorar sus heridas y calmar su ansiedad, porque venían asustados. Vi caras desencajadas de esos hombres de casi dos metros, llamadas a sus mujeres y situaciones tensas cuando coincidieron en el PSA policías y manifestantes».
«No vi en ningún policía ni una mirada que tradujera odio o ánimo de venganza hacia ninguno de sus agresores. En el exterior, sin embargo, acompañantes de los manifestantes heridos nos gritaban a los trabajadores del Samur que éramos cómplices y que no atendiéramos a policías, que los dejásemos morir».
«Aplaudían cada vez que entraba un policía herido, e incluso llegaron a arrojar un petardo junto al PSA. Acabamos necesitando un cordón policial para poder trabajar con un mínimo de seguridad».
Refiere este trabajador, igualmente, cómo advirtió, desde su posición, la posible presencia de policías infiltrados como manifestantes: «En el exterior del PSA, unos manifestantes identificaron a un grupo de policías infiltrados vestidos de paisano. Los acorralaron profiriendo insultos y retándoles a pelear. Fui testigo directo de esta situación y sí parecía que eran realmente policías. Se refugiaron detrás del PSA para no poner en peligro el dispositivo sanitario, pero cerca por si acaso. No eran dos o tres encapuchados los que les amenazaban, era mucha gente, algunos quizá por solidaridad con los manifestantes».
Cuando llegó el momento de evacuar a los policías heridos continuó la fiesta y la presión. Así lo recuerda el testigo: «Afortunadamente, ningún manifestante o periodista precisó traslado urgente, sólo un policía precisó traslado en UVI móvil por un síncope recuperado tras una pedrada en la cabeza. Tuvimos que meter a los policías de dos en dos en ambulancia y por la puerta de atrás, pegada al PSA para evitar el trayecto a pie desde el PSA a la ambulancia, por su seguridad y entre silbidos».
En total, en el PSA valoraron a 61 pacientes hasta las 23.00 horas del sábado. Una estampa que se le quedó grabada al testigo fue la del único antidisturbios municipal, que estuvo 40 minutos solo, sin que ninguno de sus jefes acudiera a interesarse por él, mientras que los policías nacionales recibían incluso la visita de su director general.
«Lo que más me duele», dijo el policía, «no es la rodilla, sino que nadie haya llamado siquiera». Al final acabaron apareciendo sus jefes y se hicieron cargo de su traslado y de avisar a su familia, pero la imagen de ese largo rato en soledad vino a resultar simbólica del desamparo de unos servidores públicos expuestos a las iras de la ciudadanía.
Y hasta aquí lo visto y contado por alguien que estuvo en primera línea y que no está contaminado por la propaganda de ninguno de los dos bandos en conflicto. En definitiva, lo más parecido a un testigo imparcial -eso que ya sabemos que no existe- que al menos este cronista ha encontrado respecto de los incidentes del 22-M. También el testigo tiene, cómo no, su opinión, y creo que vale la pena transcribirla.
«Yo también estoy harto, pero tengo la suerte de mantener la vocación casi intacta. Yo me debo a mis pacientes, encapuchados, policías, fotógrafos, ciudadanos... convivientes en esta nuestra sociedad herida».
Y para terminar, lo que menos vale de estas líneas, la opinión de quien recaba y recoge el testimonio. Alguien debería empezar a pensar, en el Gobierno, en el mal resultado que da tapar los problemas amontonando contra ellos policías. Ya se hizo en el pasado, en nuestro país, y la consecuencia es que se quema y deslegitima a las Fuerzas de Seguridad, que cualquier día acaban viéndose en el brete de usar las armas y provocar una desgracia, y los problemas siguen ahí.
Y alguien debería empezar a pensar, entre los portavoces de esa izquierda que dice reclamar dignidad, si pedirle a quien ha de curar que deje morir a un ser humano es realmente de izquierdas. Si acaba aceptándose eso, algunos que lo somos y no podremos ser jamás de derechas, tendremos que afiliarnos a la izquierda de un país imaginario.

Todas las radios bajan de audiencia

Todas las radios bajan de audiencia excepto la COPE, según el tercer EGM de 2013


Madrid, 28 nov (EFE).- La Cadena SER, Onda Cero y Radio Nacional de España (RNE) han bajado de audiencia mientras que la Cadena COPE ha aumentado 72.000 oyentes, según la tercera oleada del Estudio General de Medios (EGM) de 2013, difundida hoy.
Madrid, 28 nov (EFE).- La Cadena SER, Onda Cero y Radio Nacional deEspaña (RNE) han bajado de audiencia mientras que la Cadena COPE ha aumentado 72.000 oyentes, según la tercera oleada del Estudio General de Medios (EGM) de 2013, difundida hoy.
De lunes a viernes, la Cadena COPE pasa de 1.773.000 oyentes en la segunda oleada de este año -difundida en julio-, a 1.845.000.
Por el contrario, Onda Cero pierde 262.000 oyentes y pasa de 2.722.000 a 2.460.000, mientras que la Cadena SER experimenta un descenso de 221.000 oyentes hasta los 4.564.000 frente a los 4.785.000 de julio.
Radio Nacional de España (RNE) pierde 97.000 oyentes y se sitúa en 1.235.000 frente a los 1.332.000.
El listado de las principales emisoras de radio se completa con Rac 1, con 744.000 oyentes (gana 58.000); Catalunya Radio con 645.000 (65.000 más); Canal Sur Radio con 382.000 (baja 9.000), EsRadio con 335.000 (cae 42.000), Radio Galega con 180.000 (2.000 más) y Radio Euskadi con 146.000 (pierde 67.000).
Entre los principales programas matinales de las cadenas el único que gana oyentes, de lunes a viernes, es "La Mañana" de la COPE, que registra una audiencia de 1.044.000 personas (33.000 más que en la oleada anterior).
"Herrera en la Onda", de Onda Cero, con 1.888.000, baja en 218.000; "Hoy por Hoy", de la SER, disminuye en 135.000 radioyentes y se sitúa en 2.997.000 -aunque sigue liderando la mañana- y "El día menos pensado", de RNE, pierde 85.000 y llega a los 907.000 oyentes.
Por las tardes, entre las principales radios de difusión nacional la única que gana oyentes es RNE con el programa "Esto me suena. Las tardes del Ciudadano García", que sube 117.000 oyentes.
Sin embargo, "Julia en la onda", de Onda Cero, "La Ventana", de la Cadena Ser, y "La tarde", de la COPE, bajan 143.000, 47.000 y 5.000 oyentes, respectivamente.
En relación a los espacios informativos nocturnos sigue a la cabeza "Hora 25", con 1.365.000 oyentes, que ha subido 13.000 oyentes, seguido de "La Linterna" de la Cadena COPE, que se sitúa en segundo lugar con 584.000 y una subida de 84.000 seguidores.
Detrás se coloca "La Brújula", de Onda Cero, con 462.000 y una bajada de 114.000, y le sigue "24 horas", de RNE, que se sitúa en los 250.000, con una disminución de 37.000 personas.
Los programas deportivos nocturnos apuntan todos un descenso; el mayor lo experimenta "El Larguero", de la Cadena SER, que baja 155.000 y se sitúa en los 945.000 oyentes, aunque sigue siendo el más escuchado de la noche.
"Al primer toque" de Onda Cero, baja 18.000 oyentes y se coloca en 321.000, "El Partido de las Doce" de la Cadena COPE, con 408.000, pierde 12.000 radioyentes, mientras que Radio Gaceta de los Deportes (RNE) -que se emite entre las 20:30 y las 21:30 horas a diferencia de los otros que comienzan a las 00.00 horas- baja en 58.000 y se sitúa en los 62.000 seguidores.
Por lo que respecta a las emisoras con temática musical continúa como líder de audiencia "Los 40 Principales" que, no obstante, ha experimentado una bajada de 44.000 oyentes hasta colocarse en los 3.680.000.
Por detrás, están Cadena Dial, con 2.259.000 oyentes, baja en 83.000 en relación a la última oleada; "Europa FM" con 2.045.000 (desciende 57.000); Cadena 100 con 1.799.000 (sube 36.000), Kiss FM con 897.000 (baja 31.000), Máxima FM con 730.000 (20.000 menos) y Rock FM, que experimenta la mayor subida (155.000 más) y se coloca con 743.000 oyentes.
Los diez diarios impresos más leídos, de febrero a noviembre de 2013, son: Marca (2.779.000 lectores diarios); seguido de El País (1.812.000); As (1.346.000), El Mundo (1.107.000), La Vanguardia (752.000), El Periódico (612.000), Sport (608.000), El Mundo Deportivo (607.000), La Voz de Galicia (580.000) y ABC (543.000).
Los tres suplementos impresos más leídos son XL Semanal (2.469.000 lectores por semana); Mujer Hoy (1.575.000) y El País Semanal (1.481.000).
Las tres revistas semanales que encabezan el ránking son Pronto (3.532.000), Hola (2.428.000) y Lecturas (1.365.000).

Signos de Agua

Signos de agua

CáncerEscorpio y Piscis (negativos) simbolizan un énfasis en las emociones y los sentimientos. Las personas en cuyos horóscopos predomina el elemento agua saben entregarse, confían en su intuición y siempre están dispuestas a ayudar. Les fascina explorar los rincones escondidos de su propia psique y la de otros. A veces se pierden tanto en su mundo que pueden volverse caprichosos, padecer de ansiedades y sufrir depresiones.
Los signos de agua, Cáncer, Escorpión y Piscis, son gobernados por las emociones fuertes, haciéndolas intensas y sensibles. Son personalidades moderadas. Los signos de Agua pueden llegar a ser tenaces pero adaptables gracias a la fluidez del agua. 


(Cáncer, Escorpio, Piscis) 
Temperamento de los signos de Agua 
Esta en contacto con los sentimientos, por tanto el estado emocional determina su desenvolvimiento en la vida, ya que se acentúa más la variabilidad. Existe una mayor conexión con lo que es el mundo no manifiesto y muchas veces no podrá dar explicaciones claras de lo que le pasa, simplemente lo siente así, tiene estados que pueden ir de un extremo al otro sin mediar objetivamente algo que lo justifique. Ante preguntas como: ¿Por qué?, se puede encoger de hombros. Se da cuenta que en el mundo hay más cosas que los hechos, al moverse en el mundo sentimental le es fácil conectar con los demás, aunque si adoptan la actitud pasiva y receptiva que le caracteriza le puede llevar a ser dependiente de los otros. Facilidad para la comprensión y el consejo, imaginativo por naturaleza busca poder expresar sus sentimientos. 

Relaciones de los signos de Agua 
Agua-Fuego: es evidente que estos dos elementos mezclados no es fácil su relación. Dependiendo de la proporción el Agua apaga el Fuego, o el Fuego evapora el Agua. En un acercamiento entre dos personas, en una relación, si uno trata de imponer en el otro, cosa que inicialmente hará el temperamento de Fuego, la experiencia es difícil que acabe bien. Agua también puede hacer de las suyas, acudiendo a tretas como hacerse la víctima, ejerciendo una situación de ahogo en el otro con su actitud pasiva, que poco a poco va debilitando y consumiendo la energía del fuego. 
Ambos pueden enseñarse mucho si se reconoce que el otro que hay enfrente es diferente, se deben dar un margen entre ambos. El carácter individual de fuego se encuentra con el carácter que espera de los demás. Si cada uno sabe estar en su sitio reconociendo la energía del otro, buscando un tiempo para cada uno puede que al final se obtenga un cierto equilibrio. 
Agua-Tierra: se complementan en su naturaleza básica, ambos parten de una misma base, su naturaleza es femenina lo que les aporta un carácter receptivo, ambos elementos tienen en común que reaccionan a las circunstancias. Tierra estimula a las de Agua porque a la naturaleza emocional aporta una visión más real y práctica, a la hora de ubicarse o desenvolverse en el mundo, digamos que el agua se puede contener en algo con forma. El Agua aportará su imaginación, su ensoñación, ensimismamiento o profundidad e influenciará en la tierra haciendo que sean menos estructurados y más conscientes de sus emociones. Seguridad y misterio tiene que coexistir en la relación tierra-agua. 
Agua-Aire: es una combinación que se buscan una a otro aunque no es nada fácil su relación son de naturaleza inicialmente opuesta, Agua es fría y el Aire se le considera caliente. Aire dirá explícame lo que sientes y agua contestará no puedo, no sé como explicártelo. A la inversa Aire se puede pasar mucho tiempo dando explicaciones pero nunca acabará de explicar sus sentimientos. Son mundos diferentes uno se mueve en sentimientos y el otro en los pensamientos. Pero existe una atracción, hay un mecanismo inconsciente en el que ambos buscan a los demás y relacionarse, Aire en un sentido más de sociabilidad y Agua más por necesidad de expresar sentimientos, son modos en el fondo muy diferentes pero que pueden establecer pautas de relación. La imagen de una tempestad en el mar o un velero deslizándose en la superficie del agua. 
Agua-Agua: compartir el mismo elemento denota complementación entre dos personas, es estimulante para ambos en general, la relación en el mismo elemento hace que entre ellos se ayuden y vean el mundo de una manera similar, aunque denotan una cierta dinámica de monotonía. Cuando el signo solar se repite entre ellas, sí que puede ser un estímulo, pero también se da una falta de perspectiva en la relación, su mundo es demasiado "su mundo" y puede existir una falta de amplitud entre ambos. Existe entre dos temperamentos de agua un compromiso emocional, el entendimiento es a nivel profundo, hay una estimulación entre ambos de los sentimientos. 

Signo de Fuego

Signos de fuego
AriesLeo y Sagitario (positivos) representan un temperamento extrovertido: dinamismo, entusiamo y fuerza de voluntad. Las personas con un énfasis en el elemento fuego poseen una sana confianza en sí mismos y tienen, por lo general, un buen sentido del humor. Necesitan su independencia y se proponen metas altas. Cualidades negativas son la impaciencia, el egoísmo y una falta de sensibilidad.


Los signos de fuego: Aries, Leo y Sagitario, son asertivos, entusiastas, enérgicos y creativos, llenos de vida, en ellos se acentúa la individualidad. Los signos de fuego, tienen una influencia directa e inmediata en lo que los rodea, son independientes. 


(Aries, Leo, Sagitario) 
Temperamento de los signos de Fuego 
Se acentúa su individualidad. Activo, tiene la certeza de lo que es, posee una fuerte individualidad y una gran confianza en sí. Se centra en el y lo demás gira a su alrededor, por eso puede ser tachado de egocéntrico. Es motivador, entusiasta y se deja llevar por lo que su instinto le dice. Su fin es la expresión de su carácter. Se mueve por sus intuiciones, el fuego es la energía vital y estar a su lado puede ser estímulo de motivación. Él no cuenta con el apoyo de los demás y por eso puede tener un sentimiento de estar solo, aunque por su naturaleza expresiva y expansiva contagia a los otros de vitalidad. Tiene la seguridad de lo que ha de hacerse y la voluntad para llevarlo a cabo. 

Relaciones de los signos de Fuego 
Fuego-Aire: poseen un desenvolvimiento activo por naturaleza, los dos están interesados en la acción. El aire le da dirección, hay un estímulo que le hace expandirse y crecer, le conciencia de los demás. La fuerza vital que posee el fuego, esa naturaleza de por sí poderosa se equilibrada por la reflexión de la mente. Aire le aporta un sentido a toda esa energía creadora, le da más perspectiva y le enseña la manera de relacionarse. Fuego le va a proporcionar esa chispa, esa mente inspirada. Fuego hará que la mente se inflame y haya una profusión de ideas y pensamientos, a aire le conviene el fuego dando un sentido a la hora de relacionarse en el mundo. La imagen de un incendio agrandándose con el viento o la llama de una vela balanceándose con el aire. 
Fuego-Tierra: entre ellos hay una cierta complementación aunque sea a través del conflicto, existe una atracción seguramente inconsciente, lo que les lleva a relacionarse pero no verse puntos compatibles. Si tierra necesita pruebas, Fuego no se la va a proporcionar, su naturaleza no es esa, ni tan siquiera el fuego intentará dar muchas explicaciones, pero muchas veces la tierra se quedará con los ojos abiertos, estupefacta, al ver como la personalidad de fuego encuentra lo que ella tanto y tanto ha buscado, fuego seguramente ni prestará la más mínima atención, ni lo valora, sencillamente porque es diferente a la Tierra. Por eso Fuego le recuerda a la tierra en confiar en su intuición. Tierra aportará esa practicidad, sabrá concretar esa visión que puede tener el fuego en la relación y enseñará al Fuego a estar más con los pies en este mundo, dándole más cautela y menos arrogancia. La imagen de la tierra desértica, agrietada acompaña a estos dos elementos en relación y la arcilla cocida como representación de la concreción de la forma en combinación con el fuego. 
Fuego-Agua: es evidente que estos dos elementos mezclados no es fácil su relación. Dependiendo de la proporción el Agua apaga el Fuego, o el Fuego evapora el Agua. En un acercamiento entre dos personas en una relación si uno trata de imponer en el otro, cosa que inicialmente hará el temperamento de fuego, la experiencia es difícil que acabe bien. Agua también puede hacer de las suyas, acudiendo a tretas como hacerse la víctima, ejerciendo una situación de ahogo en el otro con su actitud pasiva, que poco a poco va debilitando y consumiendo la energía del fuego. 
Ambos pueden enseñarse mucho si se reconoce que el otro que hay enfrente es diferente, se deben dar un margen entre ambos. El carácter individual de Fuego se encuentra con el carácter que espera de los demás. Si cada uno sabe estar en su sitio reconociendo la energía del otro, buscando un tiempo para cada uno puede que al final se obtenga un cierto equilibrio. 
Fuego-Fuego: compartir el mismo elemento denota complementación entre dos personas, es estimulante para ambos, en general, la relación en el mismo elemento hace que entre ellos se ayuden y vean el mundo de una manera similar, aunque denotan una cierta dinámica de monotonía. Cuando el signo solar se repite entre ellas, sí que puede ser un estímulo, pero también se da una falta de perspectiva en la relación, su mundo es demasiado "su mundo" y puede existir una falta de amplitud entre ambos. En Fuego ambas personas se estimulan para desarrollar su individualidad, se dan empuje mutuamente, se comparten actividades y mucha energía se moverá en los dos temperamentos. Dinámica activa y vital entre ambos que les ayuda a expandirse.

Signo de Aire

Signos de aire

GéminisLibra y Acuario (positivos) destacan por sus facultades intelectuales. Con un énfasis en el elemento aire, ellos buscan el estímulo mental y sienten la necesidad de comunicarse con su entorno. Prefieren la compañía de otros, tienen muchas ideas y son capaces de pensar de modo abstracto. Su manera de proceder suele ser libre de emociones, lo cual les ayuda a juzgar objetivamente, pero tienden a ser algo superficiales y a sobrestimar el pensamiento científico. 


Son gobernados por las emociones fuertes, haciéndolas intensas y sensibles. Son personalidades moderadas. Los signos de Agua pueden llegar a ser tenaces pero adaptables gracias a la fluidez del agua. 

Temperamento de los signos de Agua 
Esta en contacto con los sentimientos, por tanto el estado emocional determina su desenvolvimiento en la vida, ya que se acentúa más la variabilidad. Existe una mayor conexión con lo que es el mundo no manifiesto y muchas veces no podrá dar explicaciones claras de lo que le pasa, simplemente lo siente así, tiene estados que pueden ir de un extremo al otro sin mediar objetivamente algo que lo justifique. Ante preguntas como: ¿Por qué?, se puede encoger de hombros. Se da cuenta que en el mundo hay más cosas que los hechos, al moverse en el mundo sentimental le es fácil conectar con los demás, aunque si adoptan la actitud pasiva y receptiva que le caracteriza le puede llevar a ser dependiente de los otros. Facilidad para la comprensión y el consejo, imaginativo por naturaleza busca poder expresar sus sentimientos. 

Relaciones de los signos de Agua 
Agua-Fuego: es evidente que estos dos elementos mezclados no es fácil su relación. Dependiendo de la proporción el Agua apaga el Fuego, o el Fuego evapora el Agua. En un acercamiento entre dos personas, en una relación, si uno trata de imponer en el otro, cosa que inicialmente hará el temperamento de Fuego, la experiencia es difícil que acabe bien. Agua también puede hacer de las suyas, acudiendo a tretas como hacerse la víctima, ejerciendo una situación de ahogo en el otro con su actitud pasiva, que poco a poco va debilitando y consumiendo la energía del fuego. 
Ambos pueden enseñarse mucho si se reconoce que el otro que hay enfrente es diferente, se deben dar un margen entre ambos. El carácter individual de fuego se encuentra con el carácter que espera de los demás. Si cada uno sabe estar en su sitio reconociendo la energía del otro, buscando un tiempo para cada uno puede que al final se obtenga un cierto equilibrio. 
Agua-Tierra: se complementan en su naturaleza básica, ambos parten de una misma base, su naturaleza es femenina lo que les aporta un carácter receptivo, ambos elementos tienen en común que reaccionan a las circunstancias. Tierra estimula a las de Agua porque a la naturaleza emocional aporta una visión más real y práctica, a la hora de ubicarse o desenvolverse en el mundo, digamos que el agua se puede contener en algo con forma. El Agua aportará su imaginación, su ensoñación, ensimismamiento o profundidad e influenciará en la tierra haciendo que sean menos estructurados y más conscientes de sus emociones. Seguridad y misterio tiene que coexistir en la relación tierra-agua. 
Agua-Aire: es una combinación que se buscan una a otro aunque no es nada fácil su relación son de naturaleza inicialmente opuesta, Agua es fría y el Aire se le considera caliente. Aire dirá explícame lo que sientes y agua contestará no puedo, no sé como explicártelo. A la inversa Aire se puede pasar mucho tiempo dando explicaciones pero nunca acabará de explicar sus sentimientos. Son mundos diferentes uno se mueve en sentimientos y el otro en los pensamientos. Pero existe una atracción, hay un mecanismo inconsciente en el que ambos buscan a los demás y relacionarse, Aire en un sentido más de sociabilidad y Agua más por necesidad de expresar sentimientos, son modos en el fondo muy diferentes pero que pueden establecer pautas de relación. La imagen de una tempestad en el mar o un velero deslizándose en la superficie del agua. 
Agua-Agua: compartir el mismo elemento denota complementación entre dos personas, es estimulante para ambos en general, la relación en el mismo elemento hace que entre ellos se ayuden y vean el mundo de una manera similar, aunque denotan una cierta dinámica de monotonía. Cuando el signo solar se repite entre ellas, sí que puede ser un estímulo, pero también se da una falta de perspectiva en la relación, su mundo es demasiado "su mundo" y puede existir una falta de amplitud entre ambos. Existe entre dos temperamentos de agua un compromiso emocional, el entendimiento es a nivel profundo, hay una estimulación entre ambos de los sentimientos. 

signos de tierra


Signos de tierra

TauroVirgo y Capricornio (negativos) representan un temperamento más tranquilo e introvertido. Las personas de ese tipo piensan de manera práctica, buscan la seguridad material, tienen paciencia y pueden soportar privaciones. Son cautelosas, disciplinadas y responsables, y saben utilizar el mundo material. A veces, les falta algo de fantasía, ya que son tan realistas que creen solamente lo que ven. 


A los signos de Tierra, Tauro, Virgo y Capricornio, les gusta la estabilidad y el trabajo duro para consolidar su situación en la vida, son estables. Los signos de Tierra forman caracteres pacientes y resistentes, difíciles de abatir por los fracasos. 


(Capricornio, Tauro, Virgo) 
Temperamento de los signos de Tierra 
El elemento Tierra es práctico y pragmático con un sentido de la realidad que se atiene a valores que han sido establecidos y probados. Su mundo se configura en base a las sensaciones que tiene a través de sus sentidos. Una búsqueda de seguridad se da en este temperamento. Un énfasis en este elemento hace que valore a las personas que en el mundo han "triunfado", aunque no necesariamente por la acumulación material que han hecho, sino que puede ser también por cómo han contribuido en el mundo. Se basa en hechos probados y la visión que tiene del mundo es estructurada, tiene espíritu científico, la mente puede ser calculadora y los hechos son importantes para ellos, un motivo más por los que pueden ser tachados de ser fríos emocionalmente. Es paciente, perseverante, el tiempo pasa a ser un aliado para él. Responsabilidad es una palabra que valora, se puede ser responsable de manera innata o desarrollar el sentido de la responsabilidad será un trabajo en la vida. 

Relaciones de los signos de Tierra 
Tierra-Agua: se complementan en su naturaleza básica, ambos parten de una misma base, su naturaleza es femenina lo que les aporta un carácter receptivo, ambos elementos tienen en común que reaccionan a las circunstancias. Tierra estimula a las de Agua porque a su naturaleza emocional aporta una visión más real y práctica, a la hora de ubicarse o desenvolverse en el mundo, digamos que el agua se puede contener en algo con forma. El Agua aportará su imaginación, su ensoñación, ensimismamiento o profundidad e influenciará en la Tierra haciendo que sean menos estructurados y más conscientes de las emociones. Seguridad y misterio tiene que coexistir en la relación tierra-agua. 
Tierra-Aire: la combinación de estos dos elementos en una relación no la hace que sea fácil, ya que sus principios son diferentes, la Tierra cuyo sentido de la realidad es fruto de sus percepciones que tiene a través de sus sentidos, se encuentra con el elemento pensante y racional del Aire. El mundo de las ideas a los signos de tierra no les importa mucho aunque de ellos pueden aprender a reflexionar y a ser más flexibles, pueden tener a través de los ojos de aire una conciencia más inclusiva del mundo y menos limitada. Aire relaciona unos con otros. La imagen de un torbellino, levantando el mundo de la forma cuando el aire es dominante o la imagen del cortavientos, la forma que frena el aire nos configuran imágenes de la cierta dificultad de relación entre estos dos elementos, pero podemos encontrar el grácil movimiento de las formas más "elásticas" cuando el viento sopla con suavidad. 
Tierra-Fuego: entre ellos hay una cierta complementación aunque sea a través del conflicto, existe una atracción seguramente inconsciente, lo que les lleva a relacionarse pero no verse puntos compatibles. Si Tierra necesita pruebas fuego no se la va a proporcionar, su naturaleza no es esa, ni tan siquiera el fuego intentará dar muchas explicaciones, pero muchas veces la Tierra se quedará con los ojos abiertos, estupefacta, al ver como la personalidad de Fuego encuentra lo que ella tanto y tanto ha buscado, fuego seguramente ni prestará la más mínima atención, ni lo valora, sencillamente porque es diferente a la tierra. Por eso, Fuego le recuerda a la Tierra en confiar en su intuición. Tierra aportará esa practicidad, sabrá concretar esa visión que puede tener el Fuego en la relación y enseñará al Fuego a estar más con los pies en este mundo, dándole más cautela y menos arrogancia. La imagen de la tierra desértica, agrietada acompaña a estos dos elementos en relación y la arcilla cocida como representación de la concreción de la forma en combinación con el fuego. 
Tierra-Tierra: compartir el mismo elemento denota complementación entre dos personas, es estimulante para ambos en general, la relación en el mismo elemento hace que entre ellos se ayuden y vean el mundo de una manera similar, aunque denotan una cierta dinámica de monotonía. Cuando el signo solar se repite entre ellas, sí que puede ser un estímulo, pero también se da una falta de amplitud en la relación, su mundo es demasiado "su mundo" y puede existir una falta de perspectiva entre ambos. En Tierra el apoyo se verá en la visión práctica, en el desenvolvimiento en el mundo, en la previsión, y en cómo establecerse. Ambos persiguen la seguridad como base de acción 

sábado, 22 de marzo de 2014

Chistes

Caminaba un hombre anciano por un parque haciendo ejercicios y llega un joven que le pregunta:
- Disculpe señor , ¿por casualidad no ha visto a un par de policías por el parque?
Y el señor mayor le contesta:
- Pues... no, ¿por qué?
- Ah, entonces, arriba las manos que esto es un atraco.


 Dos viejas de aldea
-¿Qué es de tu marido que hace tiempo que no lo veo?
-Se encerró en la bodega con dos cubas de vino tinto.
-¿Y tú qué haces?
-Le dejo la comida en la puerta de la bodega y me voy.
-¿Y no lo echas de menos?
-¿De menos? ¡Le echo de más! ¡A ver si revienta!


 Mamá, ¿qué haces en frente de la computadora con los ojos cerrados?
- Nada, hijo, es que Windows me dijo que cerrara las pestañas..


Le dice una madre a su hijo:
- ¡Me ha dicho un pajarito que te drogas!
- ¡La que se droga eres tú que hablas con pajaritos!
 
 
 



Este viernes se da inicio al Año Nuevo Chino

Viernes, 31 de Enero 2014