viernes, 21 de marzo de 2014

IgG3, el anticuerpo que puede tener la clave de la vacuna contra el sida

Fue noticia de apertura en todos los medios de comunicación pero, cinco años después, el hallazgo de la primera vacuna eficaz para prevenir la infección por VIH no se ha concretado en un producto que pueda ser utilizado en la vida real. Desde que se publicaron los resultados del estudio en fase 3 RV11 de una vacuna probada en Tailandia y compuesta por dos inmunizaciones probadas previamente sin éxito (ALVAC y AIDSVAX), investigadores de todo el mundo buscan las claves del éxito limitado (conseguía reducir en un tercio las infecciones) y, sobre todo, las del fracaso de intentos posteriores de imitarla.
Un estudio publicado en la revista Science Translational Medicinedesvela qué efecto de una de las dos inmunizaciones, ALVAC, fue el responsable del éxito y abre así una nueva e importante vía de investigación para el desarrollo de futuras vacunas. El componente clave es, según los investigadores liderados por Georgia D. Tomaras, de la Duke University, un anticuerpo denominado IgG3, que actúa contra dos fragmentos de la envoltura del VIH, en concreto de una de sus dos partes, la GP120.
Según el investigador del Hospital Clínic de Barcelona Felipe García, se trata de un subestudio de la vacuna que fue eficaz en Tailandia y que se publicó en el NEJM en 2009. "Desde entonces se han estado buscando los marcadores que puedan explicar por qué ha sido eficaz. Por fin, hace menos de dos años, se demostró que lo que generaba esa vacuna combinada eran anticuerpos frente a V1 y V2, pero no se sabía exactamente cuáles"
Aún no hay vacuna disponible en el mercado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada