viernes, 21 de marzo de 2014

Seis sencillos consejos para ocultar sus canas

Porque George Clooney sólo hay uno. Le contamos cómo dar color a su cabello sin caer en la vulgaridad


Ni todos somos George Clooney ni a todos nos sientan bien las canas, que se lo digan a Mourinho. Y para todos nosotros, Mou incluido, existe una solución: la coloración (que suena mucho mejor que el vulgar tinte). Siga estos pasos:
1. Escoja la técnica adecuada. Si tiene pocas canas, la coloración directa es la solución porque se va con pocos lavados. La semipermanente permite una mayor cobertura y también se va fácilmente. La coloración de oxidación cubre más superficie con mayor fijación.
2. El secreto está en los matices. Pida reflejos para un aspecto más natural (si lleva tonos planos parecerá que lleva casco, pero sin moto).
3. Una mecha siempre termina en explosión. Aléjese de las mechas californianas (o de cualquier otro tipo). Los noventa acabaron hace dos décadas y no hay porqué recuperarlos cuando uno está precisamente más cerca de los noventa que de los veinte
4. Recuerde su color. No hay nada que levante más sospechas que cambiar de tono de pelo como de pantalones. Elija uno y cíñase a él.
5. Evite el efecto Aznar. Está bien que se preocupe por la cabeza, ¡pero no se olvide de la barba y el bigote!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada